El Cortijo

       El Cortijo fue construido entre finales del Siglo XIX y finales del Siglo XX, por la Familia Ramírez, sobre una antigua vaqueriza y un antiguo almacén de grano. En el año 1982 fue adquirido y reconstruido por nuestra familia, y desde entonces y hasta ahora, ha estado vinculado a la Ganadería y a la Agricultura. En el año 2011 iniciamos la aventura del Alojamiento Rural sin dejar de trabajar la tierra y de cuidar del ganado, y como nuestro mayor activo es la naturaleza y el ambiente campero, intentamos sacarle todo el partido posible para que vuestra estancia sea inolvidable. 


      

   El Cortijo La Rosa del Sol está compuesto por dos edificaciones independiente conectadas entre sí por un acogedor patio. 

        Como zonas destacables tenemos una pequeña y coqueta plaza de tientas, donde podríais asistir u organizar alguna capea; un típico patio andaluz, con una zona resguardada con arcos; una extensa finca, donde podréis pasear y disfrutar del aire puro y de nuestras inmejorables vistas, y por último resaltar nuestra gran piscina, con unas dimensiones de 10x6, 2 bordes infinity, agua salada, playa inundada para tumbonas y zona de niños de 0,40 m. de profundidad.


        

   Rodeado de tranquilidad y naturaleza, nuestro cortijo constituye un lugar privilegiado para quienes deseen que sus días de descanso sean recordados para siempre. ​


    El caserío está compuesto por 6 habitaciones con capacidad para 14 personas, 2 baños, un salón con chimenea y una gran cocina/comedor, también con chimenea. Además, todas las habitaciones y el salón llevan incorporado aire acondicionado y calefacción. 


      La primera edificación está compuesta por 4 habitaciones, (2 habitaciones en la buhardilla (triples) y 2 habitaciones en la planta baja (Matrimonio)), un baño y un salón-comedor con chimenea. En la segunda edificación se encuentran 2 habitaciones dobles más , un baño y la cocina-comedor con una gran chimenea. Todas las estancias del segundo cuerpo de casa tienen acceso desde el patio. 


      Disponemos también de un gran Salón de Eventos que pondremos a su disposición siempre y cuando el grupo de huéspedes sea de 10 adultos o más, y siempre según disponibilidad. El salón está compuesto por una gran chimenea abierta, una barra y botellero. Aquí se celebran reuniones, fiestas camperas, capeas... además de las tradicionales faenas camperas como la matanza del cerdo...